Calzado masculino para tu día a día. Top 10 de zapatos «casual» de hombre

No se trata de ser superficiales. Lo que tú eres no se reduce a lo que llevas puesto, pero lo que llevas puesto sí forma parte de ti. Cómo te conciban los demás no únicamente se limita a tu forma de ser o a tus actos, también a tu imagen. Y ésta, en ningún contexto como en la cotidianidad, es capaz de proyectar tu personalidad.

Mirando a tus zapatos se traslucirá si eres un tipo ordenado y perfeccionista o desaliñado; si para ti pesa más la comodidad o la elegancia; si eres transgresor o te sueles mantener dentro de los cánones tradicionales… Por lo tanto, no está de más que dediques algún tiempo a seleccionar tu calzado, ¿no crees?

Además, hablamos de zapatos que llevarás puestos durante muchísimas horas. Deberías elegir modelos de calidad y apropiados para los usos que les vas a dar en uno u otro momento. En principio parece una tarea sencilla, puesto que tratamos de la vestimenta a emplear en situaciones en las que no estamos obligados a seguir las normas estrictas de los códigos de vestimenta más formales. Sin embargo, precisamente este hecho abre el abanico de posibilidades ante nosotros, tanto en lo referente a la ropa, como al calzado. En consecuencia, encontrar la combinación perfecta no siempre es sencillo.

Pensando en todas estas cuestiones, te proponemos 10 modelos de zapatos “casual” de hombre ideales para tu día a día. Sólo tendrás que decidir cuál de ellos es el mejor para cada ocasión.

10. Converse Chuck Taylor All Stars: el sneaker de nuestras vidas

Seguramente nunca te hayas planteado que el origen de las All Stars se retrotrae a hace más de un siglo. Con este bagaje, ya se han convertido en un clásico del calzado unisex. Por tanto, visto en perspectiva, no debe sorprendernos que siga siendo uno de los modelos más vendidos año tras año, ajeno a los cambios de tendencias cada temporada.

¿A qué se debe su éxito? En la actualidad, los motivos de su éxito seguramente sean una mezcla entre comodidad, durabilidad, apreciación de su diseño, y aun otros factores más emocionales. Por ejemplo, ¿quién no ha tenido unas All Stars de adolescente que ha usado hasta gastar su suela por completo?

Además, su popularidad entre los más jóvenes les augura larga vida. Con todo, el momento dulce que están viviendo desde hace algunos años ha llevado a que no sólo contemos con las opciones tradicionales como la de caña alta (que ves en la imagen) o la zapatilla baja, sino que ha dado lugar a que se produzca y comercialice, en paralelo, un nuevo modelo: Converse Chuck Taylor All Star II. Son varias las diferencias entre el antiguo y el renovado, pero la más llamativa es la levemente más elevada suela, que ahora es exclusivamente blanca.

También encontrarás multitud de variantes que pivotan en torno al diseño clásico. Por ejemplo, aquellas confeccionadas en otros materiales diferentes a la lona o que presentan estampados personalizados tales como éste.

9. Clarks Komuter Spark. Un zapato de cordones original

Hablar de Clarks es hacerlo de una marca de zapatos en la que confiar. Sabes que sus modelos cuentan con un diseño cuidado al milímetro y que sus acabados son irreprochables. Sabes que serán zapatos cómodos. Y sabes, también, que en su confección se ha hecho uso de materiales de calidad.

Todo esto, como es lógico, hace que no sean los zapatos más baratos, pero haciendo una comparativa de calidad/precio con otras marcas verás que no salen mal parados en absoluto. Son, por lo tanto, una excelente inversión.

Además, unos Clarks “casual” poseen una identidad que los hace claramente reconocibles. Esta identidad la apreciamos incluso en modelos tan originales como el Komuter Spark de la imagen. Se trata de un zapato informal basado en una mezcla de texturas y colores que lo hace especialmente atractivo. Al exterior, su talón y sus aletas se corresponden con una pieza de piel, mientras, palas y empeine están construidas con un tejido de malla. Uno y otro elemento se yuxtaponen mediante la llamada costura inglesa (o lo que es lo mismo, costuras vistas). Sin embargo, el rasgo más singular de este modelo está en la original conexión entre el cuerpo del zapato y la suela. Una tira de cuero de una tonalidad diferente a la del resto de componentes del zapato recorre todo su perímetro aportando una nota de color y luminosidad al conjunto.

8. Botas Chelsea. Polo Ralph Lauren Dillian II

Si todavía no cuentas con unas Chelsea no deberías tardar demasiado en incorporarlas a tu fondo de armario. La bota Chelsea es ya un zapato intemporal.

Su versatilidad es sorprendente. Sólo tienes que decidir qué tipo de acabado en la piel necesitas y el color de la misma. Hecho esto (si eliges correctamente) podrás combinar las Chelsea prácticamente con cualquier prenda. Por ejemplo, aquellas de piel lustrosa, delicadas y de color oscuro, casan a la perfección incluso con tu traje de chaqueta para ir a la oficina.

Otros ejemplares, de gamuza o serraje, añaden un aire de informal, aunque todavía sin perder el smart looking que el diseño Chelsea aporta. No podrás dudar sobre ello al observar las botas de Ralph Lauren que incluimos en la imagen. Desde luego, con un modelo como éste puedes estar seguro de haber tomado la decisión perfecta para explotar la versatilidad de este tipo de botas, y todo ello sin temer a los muchos kilómetros que sumas, caminando, en tu día a día. Su suela, mezcla de cuero y goma, con pequeños tacos, dará buena cuenta de ello.

Quizás prefieras algún modelo que incluya otros colores menos convencionales a tu calzado. Las Chelsea permiten hacer este movimiento de forma casi natural al mantener las tonalidades más habituales en la piel del calzado e incorporar color en el elemento elástico, tal y como sucede en este genial ejemplar de Oliver Sweeney.

7. Hugo Cordoba. Zapatos de cordones Derby «casual»

Siguiendo con el calzado que podríamos incluir dentro de la categoría Smart Casual traemos esta variante del modelo Cordoba de Hugo (aunque duela escribirlo así sólo me limito a reproducir el nombre original, sin tilde, de este zapato).

Nuestra crítica no puede ser más que positiva. Su diseño nos evoca liviandad, con un cuerpo apenas rígido excepto en la puntera y el talón. Está construido sobre piel de ante. Sin embargo, no se trata de un zapato de ante convencional. Lo convierten en una pieza única los patrones geométricos impresos basados en delgadas líneas que toman la forma de una u y que cubren toda la superficie. Rematando aquellos detalles que aportan refinamiento al zapato destaca su suela de cuero, la cual es de escaso grosor y con un tacón formado por una pieza independiente.

Con todos estos rasgos, puedes ver que no nos encontramos únicamente ante un zapato de cordones Derby más, sino ante una versión con un estilo delicado e informal. En otras palabras, es la combinación perfecta entre refinamiento y comodidad la que los hace geniales.

6. Ecco Knoxville. El zapato de cordones Derby tradicional sin el que no podrás pasar

Te damos la bienvenida al zapato más versátil de cuantos puedas imaginar. Puedes recurrir a unos Derby tanto para las ocasiones más elegantes, como para situaciones informales de tu día a día. Sólo deberás atender a las características del modelo en concreto que selecciones de acuerdo al uso que vayas a darle (como ya tratamos en este artículo).

El ejemplar que incluimos en la imagen, un zapato Ecco del modelo Knoxville, es la muestra perfecta de la mencionada versatilidad del Derby. Quizás esta pieza encaja de forma más natural con otras prendas que puedan encuadrarse dentro del smart casual, pero nadie te mirará extrañado si los combinas con algunos trajes de chaqueta incluso.

A la inversa, ten claro que tampoco desentonarás con estos Derby junto a unos vaqueros o cualquier otro tipo de atuendo que uses en un ambiente relajado durante tu día a día. Dicen, y estoy de acuerdo, que en cualquier look (no deportivo) en el que pudieras optar por unos sneakers, podrías sustituir a éstos por unos Derby sin mayores dificultades. Si así lo haces, contarás con un toque de mayor formalidad que siempre estará ausente en unas zapatillas.

Es interesante, además, que este tipo de zapatos permite múltiples variaciones. Manteniéndonos en los ejemplos más clásicos, pueden mencionarse los construidos sobre materiales afelpados (ante, serraje o nobuck) o sobre cuero lustroso.

Sin necesidad de abandonar Ecco, encontrarás otros modelos de zapatos de cordones Derby muy interesantes. El que puedes observar en la imagen entra dentro de la categoría cap-toe (cuando la puntera la conforma una pieza de piel independiente cosida sobre el empeine). Sin embargo, cuentan también con una versión lisa, en este caso de Nobuck. Asimismo, no podemos olvidar que el Derby admite diferentes tipos de decoraciones. Por ejemplo, este Ecco Clayton incluye algunos detalles inspirados en los Brogue.

En definitiva, los zapatos de cordones Derby tradicionales son una prenda insustituible en cualquier fondo de armario masculino. Si todavía no posees unos, estoy convencido de que los has echado en falta en alguna ocasión.

5. Camper Chasis. Una actualización sorprendente del zapato Wallabee.

El Wallabee es otro de los tipos de zapato que merece aparecer en este listado por derecho propio. Su origen se lo debemos a Clarks, que lo lanza al mercado en 1967 basado en la construcción del mocasín, pero montado sobre una suela de crepé (derivado del caucho) y añadiendo dos líneas de cordones para afianzar su cierre.

No le tomó mucho tiempo popularizarse y terminar convirtiéndose en otro clásico del calzado masculino. Quizás no ha tenido sus mejores momentos en estos últimos años de reinado del zapato de puntera redondeada. En cualquier caso hay quien afirma que el renacimiento de su popularidad está en ciernes.

Algunos indicadores en este sentido son tanto el mantenimiento de los modelos más fieles al Wallabe original, tales como éste de la propia marca Clarks, como la firme apuesta por la renovación de su diseño.

El zapato que mostramos en la imagen es una buena muestra de ello. Se trata de una variante del modelo Camper Chasis. Lo interesante del mismo es que emplea el esquema usual del Wallabee, pero conjuntándolo con una suela habitual en las zapatillas deportivas. Se crea así una suerte de híbrido entre zapato “casual” y sneaker muy atractivo. De cualquier manera, este zapato se aleja un poco de la imagen más canónica de Camper que todos tenemos en mente. Las propuestas de esta marca siempre son llamativas. Uno de mis Camper favoritos es el Bettlee. Merece la pena mencionar también otros modelos en los que la suela de goma, irregular, parece invadir el cuerpo del zapato. Se trata de un toque divertido e informal que ejemplifica a la perfección el Camper Peu Cami.

4. Adidas Beckembauer Allround. La revisión de un clásico.

En el ámbito del zapato “casual”, los sneakers marcan el paso. Estos zapatos, en su origen deportivos, hoy dominan la moda urbana y tienen cada vez más cabida en distintos códigos de vestimenta (aunque los estilistas más tradicionales nieguen la mayor).

Probablemente, ninguna otra marca haya sabido captar las necesidades y tendencias del calzado urbano – deportivo tanto como Adidas. Así lo expresa su firme apuesta no sólo por el lanzamiento de propuestas innovadoras, sino también por el mimo que da a sus modelos más clásicos y exitosos. Los revisa y ofrece una nueva vida adaptándolos a gustos más actuales.

Tal es el caso de las Adidas Beckembauer Allround, que en su origen (1982) fueron concebidas como zapatilla de training para Franz Beckembauer. El ejemplar que mostramos en la imagen está confeccionado en piel afelpada de una tonalidad viva de azul. No pueden faltar las tres bandas en diagonal, en este caso de cuero blanco al igual que el remate del talón, la lengüeta y la banda más cercana a ésta de las aletas.

En definitiva, es una pieza que asimila los rasgos de la familia Adidas, pero que al mismo tiempo presume de una clara personalidad. Y no sólo por incluir impreso el rostro del futbolista en la lengüeta, también por una suela curva que es determinante en la magia de este modelo.

3. Grenson Marcus. Unas botas Chukka refinadas para tu día a día

Las botas Chukka tampoco deberían ausentarse en la cita que reúne a los tipos de zapato mejor equipados para tu vestimenta cotidiana. No te faltarían razones para hacerte con unas, pues cuentan con todas las ventajas que te ofrecen unas botas (mayor protección y aislamiento del pie, agarre del tobillo), pero al mismo tiempo eluden uno de los inconvenientes más importantes del calzado alto. Al contar con dos o tres agujeros para entrelazar los cordones, podrás calzarlas fácil y rápidamente. Sin entretenerte en el juego de colocar y anudar cordones que otros tipos de bota requieren.

Dicen que debe su nombre al polo (en concreto a una unidad de tiempo de este juego, el chukka) y que su popularización comenzó en la década de 1920, extendiéndose desde los países anglosajones. La cuestión es que dentro de esta denominación, Chukka, cabe un buen número de estilos de botas. Sólo deben respetar dos características: poseer una caña que alcance hasta el tobillo y contar, como máximo, con tres líneas de cordones. Mencionaremos en este apartado aquellas variantes que poseen unos rasgos más refinados, configurándose como un aporte ideal a tu vestimenta smart casual. Tal y como sucede en otros zapatos, dichos rasgos se deducen de las siguientes características:

1. Material y color. Mejor el cuero, pero tampoco descartes materiales afelpados. Es cierto que puedes estar buscando una apariencia refinada, pero no olvides que las usarás en contextos cotidianos. Su color debería ser negro o marrón (personalmente, las Chukka marrón oscuro son mi elección predilecta), quizás también puedes apostar por tonos azules.

2. Rigidez. Cualquier zapato que pueda ser considerado mínimamente formal debería ser rígido (que posea la misma forma al calzarlo que una vez descalzado). Esta característica no parece, en principio, apetecible. Sin embargo, una vez el zapato se ha hecho a tu pie no tendrás ninguna queja.

3. Suela. Para el tipo de bota que ahora describimos, la suela deberá ser preferentemente de cuero o, si es compuesta, eludir la apariencia de goma o el tacto rugoso.

Todos los rasgos que acabamos de describir se encuentran genialmente representados por las botas que aparecen en la imagen. Se trata de unas Chukka de Grenson, modelo Marcus. La elección de unas Grenson siempre está justificada. Con ellas puedes estar convencido de que cuentas con una garantía de calidad que te asegura poder calzar estas botas durante varios años.

2. Grenson Oscare. Una aproximación a las botas Chukka más informales

Dentro de las Chukka también vas a encontrar modelos más informales. Es posible que ninguno de ellos sea tan característico y popular como las Dessert boots. A veces podrás encontrar confundidos los conceptos Chukka y Dessert. Y es que, aunque todas las Dessert son Chukka, no todas las Chukka son Dessert.

Vas a distinguir a estas últimas debido a que están construidas sobre suelas de crepé (a veces compuestas) y cuentan con un alzado que no es rígido (una vez te descalzas, la lengüeta y aletas tienden a caer, cerrando la boca de la bota). Además, suelen estar fabricadas con ante o serraje.

Sea como sea, en su extensión como tipo de calzado global jugó un papel determinante, de nuevo, Clarks. Esta marca, basándose en precedentes de botas calzadas por soldados británicos, lanzó al mercado unas botas cómodas, suaves y ligeras. Quizás por su asociación con Clarks otras marcas eluden hacer uso de este concepto y encuadran sus propuestas dentro de las Chukka (lo cual posiblemente contribuye a la confusión entre uno y otro término).

Unos vaqueros, unos chinos… Cualquier pantalón “casual” estará perfectamente rematado por unas Dessert. En la imagen, presentamos unas botas asimilables a las Dessert, en este caso, también de Grenson (modelo Oscare).

1. Muroexe Atom: diseño minimalista y confortabilidad.

Ya antes hemos aventurado que, entre el calzado informal, los sneakers ocupan actualmente la posición de vanguardia. Las causas detrás de su éxito son sencillas y se basan en dos pilares primordiales: comodidad y diseño.

El primer factor es evidente, se trata de un calzado derivado, en primera instancia, de modelos confeccionados para hacer deporte. Por tanto, su comodidad (siempre y cuando se trate de ejemplares de buena calidad) está asegurada. En relación al segundo factor, cabe mencionar que pocos tipos de zapatos permiten jugar tanto con formas, materiales y colores.

Además, el avance tecnológico experimentado ha llevado a incorporar nuevos tejidos y suelas que mejoran su rendimiento. A todo ello se suma una tendencia a asimilar prendas “casual”, incluso deportivas, dentro códigos de vestimenta antes confinados a piezas mínimamente formales. ¿Quién puede decir que no, entonces, a unos  sneakers?

En tiempos recientes, quizás ninguna otra marca haya sabido interpretar tan acertadamente esta conjunción de factores como Muroexe. La clave de su éxito ha residido en una apuesta firme por la innovación y, al mismo tiempo, por mantener en la centralidad del proyecto las necesidades de los usuarios. No olvidamos, por supuesto, la marcada seña de identidad de estos sneakers. Desde su origen, han apostado por un diseño pulcro, funcional y elegante, de tintes futuristas. En definitiva, es un calzado ideal para tu look puramente casual e, incluso si tus otras prendas lo permiten, smart casual.

El ejemplar que aparece en la imagen pertenece a la familia Muroexe Atom. Su limpieza de líneas, así como su tonalidad gris, neutra, lo hacen imperecedero, intemporal. Nos acerca al abismo inabarcable e inexplicable de la atracción que sentimos por el diseño minimalista puesto que coloca ante nuestros ojos, mortales, lo infinito.

Provocando en el que firma esta sensación, no te sorprenderá que traiga a las Muroexe Atom a la primera posición. Sin embargo, no es el único modelo de esta marca que incluiría en mi colección. Merece la pena que eches un vistazo a las Muroexe Microchip o a las Density, con una suela más masiva.